Banco de datos: 9. Jóvenes y discapacidad

9.03 Relación con la actividad laboral de los jóvenes con discapacidad

Definición y fuentes

Estructura de la relación con la actividad laboral de los jóvenes con discapacidad. 2015

  Absolutos Distribución vertical (%) Ratio PCD/PSD
Jóvenes con discapacidad (16-24 años)  84.500 100 1,0
Activos 21.200 25,1 0,6
Ocupados 7.800 9,2 0,5
Parados 13.500 16,0 0,9
Inactivas 63.300 74,9 1,2

Nota: El efecto de la ponderación y el redondeo puede hacer variar ligeramente las sumas de los valores con respecto al total.

Jóvenes con y sin discapacidad según su relación laboral. . Porcentajes. 2015

Tasas de actividad, empleo y paro para jóvenes según tipo de población. 2015

  Jóvenes (16-24 años)
  Con discapacidad Sin discapacidad
Tasa de actividad 25,1 38,7
Tasa de empleo 9,2 20,0
Tasa de paro 63,5 48,2

Evolución tasas de actividad, empleo y paro de jóvenes con discapacidad. 2009-2015

Explicación del gráfico: Este gráfico de líneas muestra la evolución entre los años 2009 y 2015 de las tasa de actividad, empleo y paro de los jóvenes con discapacidad de 16 a 24 años. Dentro del gráfico, el eje vertical indica la distribución porcentual y el eje horizontal, el año de referencia de los datos. Consecuencia del cambio de metodología hay dos series de datos comparables. Primera serie entre los años 2009 a 2013 sus  datos son los siguientes: Tasa de actividad, año 2009, 35,7; año 2010, 35,1; año 2011, 34,8; año 2012, 27,6 y año 2013, 24,1. Tas de empleo: año 2009, 19,4; año 2010, 16,9; año 2011, 14,6; año 2012, 9,2 y año 2013, 7,0. Tasa de paro: año 2009, 45,6; año 2010, 51,9; año 2011, 58,0; año 2012, 66,7 y año 2013, 71,0. Nueva metodología,  año 2014: Tasa de actividad: 27,9. Tasa de empleo: 9,0. Tasa de paro: 67,7. Año 2015: Tasa de actividad: 25,1. Tasa de empleo: 9,2. Tasa de paro: 63,5.

Principales resultados

  • La relación de los jóvenes con discapacidad y el mercado de trabajo viene marcada fundamentalmente por el alto porcentaje de inactividad detectado entre ellos (un 75%). Se trata de un hecho relativamente esperable dado que estamos hablando de una cohorte de edad a medio camino entre la formación y el acceso al empleo, la circunstancia diferencial es que los jóvenes sin discapacidad cuentan con 13,6 puntos porcentuales más en sus ratios de actividad.
  • Los jóvenes con discapacidad, tienen la tasa de actividad más baja, lo que podemos vincular a los señalados procesos formativos más largos y también a su nivel más bajo de formación. Su tasa de paro es la más elevada, muy por encima de los otros segmentos y su tasa de empleo, apenas alcanza el 9,2%.
  • En el mapa de posicionamiento de jóvenes con discapacidad  y su relación con el mercado laboral se pueden detectar algunas cuestiones interesantes: El empleo por cuenta propia entre los jóvenes apenas alcanza el 5%. Como corresponde a un colectivo que inicia su camino en el mercado laboral hasta un 53,7% de los parados está buscando su primer empleo. Entre los inactivos la incapacidad para trabajar y la condición de estudiante son las dos razones fundamentales que explican dicha inactividad.
  • Realizando una comparativa general entre los jóvenes (con y sin discapacidad), obtenemos de nuevo un escenario desfavorable para los jóvenes del colectivo: Su tasa de actividad es casi 14 puntos porcentuales inferior. La tasa de empleo de los jóvenes sin discapacidad, más que duplica a la de los jóvenes con discapacidad, y su tasa de paro supera en más de 15 puntos a la de los jóvenes sin discapacidad.
  • La incorporación al mundo laboral de los jóvenes con discapacidad parece experimentar fluctuaciones, aunque la tendencia es claramente a la baja,  situándonos actualmente muy por debajo del 35,7% del inicio del a serie, algo parecido ocurre con la tasa de empleo que año a año ha ido experimentando un paulatino descenso, si bien en cierto que para los dos últimos ejercicios se evidencia una ligera recuperación.

    Definiciones y fuentes

    En este apartado se busca ofrecer una panorámica general de los jóvenes con discapacidad en nuestro país.

    Como fuente principal se ha utilizado:

  •  El empleo de las personas con discapacidad del INE (2015).
  • El empleo de las personas con discapacidad desarrollado por el Instituto Nacional de Estadística utiliza la información derivada de la integración de datos estadísticos de la Encuesta de Población Activa (EPA) con los administrativos registrados en la Base de Datos Estatal de Personas con Discapacidad (BEPD). Incorpora además datos sobre medidas de fomento de empleo procedentes de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), información sobre precepción de prestaciones procedente del Registro de Prestaciones Sociales Públicas del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y datos sobre dependencia del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

    En esta fuentes de información se consideran personas con discapacidad oficialmente reconocida a aquellas con un grado de discapacidad superior o igual al 33% más, pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado total, absoluta o gran invalidez y pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio, en virtud del Real Decreto Legislativo 1/2013.

    En la última edición de esta fuente estadística se ha iniciado un cambio metodológico que afecta a los datos de la serie desde el año 2014 en adelante. Se conservan en determinados apartados datos anteriores, simplemente a nivel informativo dado que no son comparables.