Banco de datos: 9. Jóvenes y discapacidad

9.02 Nivel formativo de los jóvenes con discapacidad

Definición y fuentes

Jóvenes con discapacidad (16 a 24 años) por nivel formativo.  Absolutos, distribución vertical y Ratio. 2016

  Distribución vertical (%) Nº jóvenes Ratio PCD/PSD
Sin estudios 14,1 12.600 192,9
Primaria 23,7 21.200 4,2
Secundaria 59,1 52.800 0,7
Superiores 3,1 2.800 0,2
TOTAL 100 89.400 -

Nota: El efecto de la ponderación y el redondeo puede hacer variar ligeramente las sumas de los valores con respecto al total.

Jóvenes con y sin discapacidad de 16 a 64 años por nivel formativo.2016

Explicación del gráfico: Este gráfico muestra el nível formativo para jóvenes con y sin discapacidad. Los valores son: Jóvenes con discapacidad: Sin estudios: 14,1%, primaria: 23,7%, Secundaria: 59,0%, superiores: 3,1%. Jóvenes sin discapacidad: Sin estudios: 0,1%, primaria: 5,7%, Secundaria: 81,0%, superiores: 13,3%.

Jóvenes con discapacidad cursando estudios. (Porcentaje vertical) 2016

  Jóvenes con discapacidad Jóvenes sin discapacidad
Cursando estudios 50,1 70,4
No cursa estudios 49,9 29,6

Evolución del nivel educativo de los jóvenes con discapacidad de 16 a 24 años. Porcentajes. 2009-2016

Explicación del gráfico: Gráfico de líneas con la evolución del nivel educativo de los jóvenes con discapacidad. Los valores en porcentaje para cada año son. Año 2009. Sin estudios: 12,5, primaria: 38,7, secundaria: 44,6, superiores: 4,2. Año 2010. Sin estudios: 15,9, primaria: 32,5, secundaria: 45,6, superiores: 6,1. Año 2011. Sin estudios: 12,9, primaria: 36,3, secundaria: 46,4, superiores: 4,5. Año 2012. Sin estudios: 11,6, primaria: 37,7, secundaria: 45,6, superiores: 5,1. Año 2013. Sin estudios: 14,4, primaria: 31,9, secundaria: 51,8, superiores: 1,9. Año 2014. Sin estudios: 10,9, primaria: 27,0, secundaria: 60,1, superiores: 2,0. Año 2015. Sin estudios: 14,2, primaria: 27,5, secundaria: 56,3, superiores: 2,0. Año 2016. Sin estudios: 14,1, primaria: 23,7, secundaria: 59,1, superiores: 3,1.

Principales resultados

  • El 37,8% de los jóvenes con discapacidad no supera los estudios primeraios, unos 33800 jóvenes.
  • El nivel formativo de los jóvenes con discapacidad es claramente inferior comparado con las personas de 16 a 24 años sin discapacidad, entre estos últimos, apenas se registra analfabetismo, y sin embargo, en el colectivo aquellos sin estudios representan el 14,2%. Lo mismo ocurre en el extremo opuesto, apenas un 3% de jóvenes con discapacidad con estudios superiores, siendo el nivel de sus homólogos sin discapacidad del 13,3%.
  • Le problema es que parece que la predisposición, así como, las facilidades de acceso para la formación de los jóvenes con discapacidad  predicen un futuro incierto en cuanto a las mejoras de estos ratios, así, el 50% de los jóvenes están cursando estudios, frente al 70,4% de los jóvenes sin discapacidad, una menor proporción en un segmento de edad que en teoría debería estar en pleno proceso formativo de manera mayoritaria.
  • La evolución del nivel formativo no parece arrojar pequeños rayos de luz dedo que se ha incrementado un punto el porcentaje de jóvenes con formación superior, sin embargo, en el la opuesto no se evidencian mejoras en el porcentaje de aquellos que aún no tienen formación alguna.

Definiciones y fuentes

En este apartado se busca ofrecer una panorámica general de los jóvenes con discapacidad en nuestro país.

Como fuente principal se ha utilizado:

El empleo de las personas con discapacidad desarrollado por el Instituto Nacional de Estadística utiliza la información derivada de la integración de datos estadísticos de la Encuesta de Población Activa (EPA) con los administrativos registrados en la Base de Datos Estatal de Personas con Discapacidad (BEPD). Incorpora además datos sobre medidas de fomento de empleo procedentes de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), información sobre precepción de prestaciones procedente del Registro de Prestaciones Sociales Públicas del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y datos sobre dependencia del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

En esta fuentes de información se consideran personas con discapacidad oficialmente reconocida a aquellas con un grado de discapacidad superior o igual al 33% más, pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado total, absoluta o gran invalidez y pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio, en virtud del Real Decreto Legislativo 1/2013.

Esta fuente estadística efectuó un cambio metodológico que afecta a los datos de la serie desde el año 2014 en adelante. Se conservan en determinados apartados datos anteriores, simplemente a nivel informativo dado que no son comparables.