Banco de datos: 8. Perspectiva de género

8.04 Contrataciones a mujeres con discapacidad

Definición y fuentes

Contratos realizados a mujeres según tipo de población

  Personas con discapacidad Población general
Total contratos a mujeres 104.319 8.763.651
Total contratos 268.160 19.978.954
Proporción de contratos a mujeres (%) 38,9 43,9
% sobre el total de contratos a mujeres en España 1,2  

Caracterización de los contratos a mujeres según diversas variables.2016

    Personas con discapacidad Personas sin discapacidad
    Mujer Hombre Mujer Hombre
Edad 16 a 24 6.429 10.694 1.679.077 1.901.033
25 a 44 54.841 88.581 5.080.843 6.643.969
Mayor de 45 43.049 64.566 2.003.731 2.670.301
Formación Sin estudios 3.964 7.741 611.609 1.200.213
Primarios 58.565 113.463 4.103.160 6.753.697
Secundarios 32.352 36.577 2.687.304 2.522.946
Superiores 9.438 6.060 1.292.939 723.541
Indeterminado - - 68.639 14.906
Discapacidad No declarada 49.584 85.010 - -
Física 32.429 49.995 - -
Psíquica 11.781 14.870 - -
Sensorial 10.049 13.166 - -
Del Lenguaje 476 800 - -
Duración del contrato Indefinidos 10.176 12.737 792.366 920.896
Temporales 94.143 148.104 7.971.285 10.294.407
Total   104.319 163.841 8.763.651 11.215.303
Salario Bruto anual (en €) 17.778,1 20.835,4 20.107,1 26.162,5

Contratación a Mujeres con discapacidad en España, por CCAA (2016)

 
Explicación del gráfico:

Este mapa de España muestra para para el año 2016 la distribución porcentual de contratos a mujeres con discapacidad en España por comunidades autonómicas. Los datos porcentuales son los siguientes: Galicia: 5,8; Asturias: 5,5; Cantabria: 1,8; País Vasco: 5,7; La Rioja: 0,8; Navarra: 1,3; Aragón: 2,3; Cataluña: 14,3; Castilla y León: 5,3; Madrid: 11,8; Castilla-La Mancha: 4,2; Comunidad Valenciana: 9,1; Illes Balears: 2,3; Extremadura: 3,1; Andalucía: 19,0; Murcia: 3,3; Ceuta, 0,2, Melilla, 0,6; Canarias: 3,6.

Evolución de los contratos a personas con discapacidad según género. 2009-2016

Explicación del gráfico:

Este gráfico de líneas muestra la evolución entre los años 2009 y 2015 del volumen de contrataciones para cada género. El eje vertical corresponde al número total de contratos para hombres o mujeres y el eje horizontal al año de referencia de los datos. Los datos son; Contratación a mujeres, año 2009, 57.274, año 2010, 61.632, año 2011, 62.982, año 2012, 62.605, año 2013, 69.383, año 2014, 80.117, año 2015, 94.893 y año 2016, 104.319. Contratación a hombres, año 2009, 81.084, año 2010, 89.769, año 2011, 92.518, año 2012, 87.726, año 2013, 101.802, año 2014, 122.908, año 2015, 148.174 y año 2016, 163.841.

Principales resultados

  • La contratación a mujeres con discapacidad representó el 38,9% del empleo creado en 2016, en números absolutos estaríamos hablando de 104.319 contratos. Esta cifra no solo deja muy lejos a las mujeres con discapacidad de sus homólogos masculinos, también dista mucho de igualarse a los datos de las mujeres en general, que aunque lejos de lograr la paridad, al menos sumaron en dicho año el 43,9% del total de contratos firmados. En definitiva las mujeres con discapacidad representan el 1,2% de todos los contratos a mujeres en 2016.
  • Entre las mujeres con discapacidad, vamos a encontrar además diferencias que acentúan sus dificultades laborales, es la situación por ejemplo de las más jóvenes cuya contratación representan solo el 6,2% (frente al 6,5% para varones o el 19,2 entre las mujeres a nivel de población general).
  • Aunque son los contratos con menores niveles formativos los que suman mayor volumen de contratación, como dato positivo, tenemos que evidenciar que las mujeres con formación superior en general, incorporan mayor número de empleos que los hombres, para el caso de las personas con discapacidad las mujeres con estudios superiores logran el 9% y los varones el 3,7%, de los contratos, para el caso de población general, las mujeres alcanzan el 15,3% y los hombres tan solo el 3,7%. En un escenario laboral tan complicado, la formación nuevamente destaca como elemento atractor hacia el empleo, así, parece que los mejores niveles formativos de las mujeres, las posiciona en una mejor situación en la competencia por un puesto con requisitos formativos superiores.
  • En cuanto a la temporalidad en el empleo pocas diferencias entre género, incluso por tipo de población, dado que en todos los caso los contratos realizados en el 90% o más son de carácter temporal, lo que dificulta notablemente avanzar hacia la estabilidad en el empleo.
  • Las características de estas contrataciones junto con la de las propias empleadas con discapacidad conforma una estructura salarial para las mujeres, notablemente inferior a la de los varones y naturalmente a la de las mujeres sin discapacidad. El salario medio de la mujer con discapacidad es más de 3.057 euros inferior al del varón, al igual que un 12% menor que las mujeres sin discapacidad.
  • La distribución territorial de los contratos es muy similar entre varones y mujeres con discapacidad e igualmente en su comparación con la población general, tres comunidades acumulan entre el 45 y el 50% de todos los contratos, éstas son, Andalucía, Cataluña y Madrid.
  • Finalmente, atendiendo a la evolución del número de contratos en los últimos años, la buena noticia es su constante aumento, con una tendencia positiva, prácticamente todos los años desde 2009, este hecho se intensifica a partir de 2013 cuyo incremento se hace más significativo, para alcanzar en 2016 la cota más alta con 104.319 contratos a mujeres. La mala notica es la comparación con los contratos a hombres con discapacidad que siempre han estado muy por encima de los valores alcanzados por las mujeres y no solo eso, sino que las diferencias entre ambos son cada vez mayores, ampliándose en cada nuevo ejercicio.

Definiciones y fuentes

En este apartado se busca ofrecer una panorámica general de las contrataciones de los jóvenes con discapacidad en nuestro país.

Como fuentes principales se ha utilizado:

  • Informe Anual del Mercado de Trabajo de las Personas con Discapacidad, del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La base de los datos del Servicio Público de Empleo Estatal están tomados a 31 de diciembre de 2016, o bien a último día de cada mes objeto de estudio.
  • El salario de las personas con discapacidad, del Instituto Nacional de Estadística. Esta encuesta utiliza la información derivada de una integración de los datos estadísticos proporcionados por la Encuesta de Estructura Salarial (EES), de carácter cuatrienal, con los datos administrativos de la Base de Datos Estatal de Personas con Discapacidad (BEPD), a los que se añaden además los facilitados por la Tesorería General de la Seguridad Social sobre fomento de empleo. Desde el año 2013, El Salario de la personas con discapacidad integra los datos de la BEPD y la Encuesta Anual de Estructura Salarial (desarrollada en los años en que no se realiza la EES), la cual proporciona estimaciones. Para aquellas variables de cruce de las que no se tengan datos de 2015 se muestran los de 2014, fecha de la última Encuesta de Estructura Salarial (EES).