Banco de datos: 8. Perspectiva de género

8.01 Características sociodemográficas de la mujer con discapacidad

Definición y fuentes

Mujeres en edad activa con discapacidad oficialmente reconocida

  2015
Total mujeres en edad activa (16-64 años) con discapacidad reconocida 751.000
% sobre el total de población con discapacidad  42,3
% sobre mujeres de 16 a 64 años (Tasa de prevalencia) 5,0

* Personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% y asimilados según el RD Legislativo 1/2013

Caracterización socio demográfica de las mujeres según tipo de población.2015

    Personas con discapacidad Personas sin discapacidad
    Mujer Hombre Mujer Hombre
Edad 16 a 24 32.974 51.527 1.929.044 1.994.126
25 a 44 190.364 265.535 6.523.051 6.556.770
45 a 64 527.661 706.730 5.843.995 5.552.693
Tipo de discapacidad Física y otras 338.873 418.348 - -
Intelectual 79.164 101.076 - -
Mental 134.526 144.331 - -
Sensorial Visual 39.548 51.209 - -
Sensorial autitiva 40.451 41.896 - -
No consta* 118.437 266.928 - -
Grado de discapacidad 33% a 44% 254.998 328.126 - -
45% a 64% 128.374 123.760 - -
65% a 74% 174.519 194.702 - -
75% y más 74.670 110.273 - -
No consta* 118.437 266.928 - -
Estado civil Soltero/a 244.742 442.750 5.263.927 6.253.565
Casado/a 352.594 478.566 7.588.137 6.983.719
Viudo/a 56.783 13.267 372.623 93.644
Separado/a-divorciado/a 96.879 89.206 1.071.403 772.661
Situación de dependencia Persona que no está en situación de dependencia 647.491 895.680 14.288.161 14.095.089
Persona en situación de dependencia 103.507 128.109 7.929 8.500
Área poblacional Área densamente poblada 379.723 484.284 7.061.218 6.703.999
Área de densidad intermedia 192.156 259.243 3.708.509 3.707.394
Área dispersa 179.119 280.261 3.526.362 3.692.195
Total   751.000 1.023.800 14.296.100 14.103.600

*El grupo "No consta" está formado por los pensionistas que tienen reconocida una pensión de incapacidad permanente y que no están registrados en la BEPD.

Nota: El efecto de la ponderación y el redondeo puede hacer variar ligeramente las sumas de los valores con respecto al total.


Mujeres en edad activa con certificado de discapacidad en España, por CCAA (2015)

Explicación sobre el mapa:

Este mapa de España muestra para para el año 2015 la distribución porcentual de mujeres en edad activa con discapacidad en España por comunidades autonómicas. Los datos porcentuales son los siguientes: Galicia: 3,9; Asturias: 2,5; Cantabria: 1,5; País Vasco: 5; La Rioja: 0,6; Navarra: 0,9; Aragón: 2,4; Cataluña: 17,8; Castilla y León: 5,0;  Madrid: 11,6; Castilla-La Mancha: 5,1; Comunidad Valenciana: 11,8; Illes Balears: 1,9; Extremadura: 2,5; Andalucía: 18,0; Murcia: 4,7; Ceuta y Melilla, datos agrupados 0,8; Canarias: 4,8.

Evolución de el volumen de mujeres en edad activa con discapacidad en España (2008-2015)

Explicación del gráfico:

Este gráfico de líneas muestra la evolución entre los años 2008 y 2015 del volumen de hombres y mujeres con discapacidad en nuestro país. El eje vertical corresponde al número total de hombres o mujeres y el eje horizontal al año de referencia de los datos. Consecuencia del cambio de metodología hay dos series de datos comparables. Primera serie entre los años 2008 a 2013 sus datos son los siguientes. Año 2008, mujeres con discapacidad: 387.400, hombres con discapacidad: 486.000. Año 2009, mujeres con discapacidad: 489.700, hombres con discapacidad: 592.100. Año 2010, mujeres con discapacidad: 532.200, hombres con discapacidad: 639.600. Año 2011, mujeres con discapacidad: 574.200, hombres con discapacidad: 687.700. Año 2012, mujeres con discapacidad: 660.300, hombres con discapacidad: 790.500 y Año 2013, mujeres con discapacidad: 649.700, hombres con discapacidad: 778.600. Nueva metodología; Año 2014, mujeres con discapacidad: 732.700, hombres con discapacidad: 1.009.500. Año 2015, mujeres con discapacidad: 751.000, hombres con discapacidad: 1.023.800.

Principales resultados

  • Las mujeres con discapacidad representan el 42,3% del total de la población con discapacidad en edad activa en nuestro país. En este sentido, hay que tener en cuenta que a medida que aumenta la edad la representación de mujeres es mayor, superando incluso en porcentaje de varones, si sumamos también a las personas mayores de 64 años. La tasa de prevalencia de la mujer con discapacidad en edad activa se sitúa en el 5%.
  • Entre la población general, las mujeres representan algo más de la mitad, lo que podría llevar a pensar que, o bien las mujeres con discapacidad están infrarrepresentadas, o bien, que en realidad se trata de un grupo poblacional de menor volumen que los varones. La respuesta a estas preguntas, depende del acercamiento que hagamos a la discapacidad y su definición. Los datos expuestos representan el conteo de lo que podemos llamar “discapacidad oficialmente reconocida”, en la que efectivamente las mujeres con discapacidad tienen menor representación que los hombres, sin embargo, habría que reflexionar si en los procesos de certificación o de reconocimiento de incapacidad están influyendo otras variables relacionadas con la perspectiva de género y de su participación soicolaboral. En la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situación de Dependencia (EDAD. INE. 2008) la última macro encuesta realizada sobre discapacidad en nuestro país, el total de mujeres con discapacidad detectado representaba el 60%, del colectivo, en este acercamiento, se contabilizaba personas con discapacidad certificada pero también todas aquellas que tenían dificultades para el desarrollo normal de actividades de la vida diaria cuyo origen era una discapacidad, en esta encuesta las mujeres en edad laboral también eran más que los varones (un 53%).
  • Centrando el análisis en las principales características sociodemográficas de las mujeres con discapacidad en edad laboral, vemos como apuntábamos anteriormente que la edad es un aspecto clave, no solo para el caso de la mujer, hay una clara correlación entre discapacidad y edad, el segmento comprendido entre los 45 a 64 años suma el 70% de las mujeres con discapacidad, esta circunstancia no se da entre las mujeres sin discapacidad que para ese mismo tramo suman el 41%.
  • La discapacidad física es la que cuenta con mayor representación entre las mujeres con un 45% de los casos casi cinco puesto más que los varones, en segundo lugar a gran distancia encontramos las mujeres con enfermedad mental que alcanzan el 18%. Hay que hacer mención especial a la categoría no consta, que representa al conjunto de pensionistas que tienen reconocida una pensión de incapacidad permanente, este grupo alcanza el 15,77% para el caso de las mujeres con discapacidad siendo mucho mayor entre los hombres (26,07%). Las incapacidades derivan directamente de la incidencia o impacto de cada población sobre el mercado laboral, por lo que este aspecto ya está indicando en cierta medida que las mujeres tienen una participación menor en el mundo laboral. En cuanto al grado de discapacidad la distribución entre hombres y mujeres es muy similar, destacando en ambos caso el porcentaje de personas con un grado comprendido entre el 33 y el 44%.
  • En cuanto a la situación de dependencia, que añadiría un nuevo factor de dificultad para las mujeres con discapacidad, se observa que afecta al 13,78% de las mujeres con discapacidad algo más de cien mil personas, la situación de dependencia es ligeramente superior a la de los varones que suman en esta situación el 12,51%.
  • Unas 179.000 mujeres con discapacidad residen en zonas que podríamos considerar como rurales, cuya densidad poblacional es dispersa, se trata del 23,85%  muy parecido al valor registrado entre las mujeres sin discapacidad y menor que el de los varones con discapacidad. En cualquier caso, son las comunidades más grandes las que acumulan la mayor presencia de mujeres con discapacidad. Andalucía cuenta con el 18% del total, Cataluña el 17,8 y las comunidades de Madrid y Valencia  por encima del 11%.
  • El número de mujeres con discapacidad ha experimentado un crecimiento constante, aunque no es posible hacer comparaciones de toda la serie estadística de “el empleo de las persona con discapacidad” del INE puesto que ha cambiado su metodología afectando a los datos de 2014 en adelante (suma las personas con incapacidad y antes no lo hacía), la tendencia sí parece clara, pudiendo afirmarse que prácticamente se han doblado el número de mujeres (y hombres) con discapacidad  en los últimos 8 años. Además se da otra circunstancia, la diferencia entre mujeres y hombres no han dejado de crecer, disparándose desde 2014, fundamentalmente porque entre las personas con incapacidad el 70% son varones.

Definiciones y fuentes

En este apartado se busca ofrecer una panorámica general de las mujeres con discapacidad en nuestro país.

Como fuente principal se ha utilizado:

El empleo de las personas con discapacidad desarrollado por el Instituto Nacional de Estadística utiliza la información derivada de la integración de datos estadísticos de la Encuesta de Población Activa (EPA) con los administrativos registrados en la Base de Datos Estatal de Personas con Discapacidad (BEPD). Incorpora además datos sobre medidas de fomento de empleo procedentes de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), información sobre precepción de prestaciones procedente del Registro de Prestaciones Sociales Públicas del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y datos sobre dependencia del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

En esta fuentes de información se consideran personas con discapacidad oficialmente reconocida a aquellas con un grado de discapacidad superior o igual al 33% más, pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado total, absoluta o gran invalidez y pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio, en virtud del Real Decreto Legislativo 1/2013.

En la última edición de esta fuente estadística se ha iniciado un cambio metodológico que afecta a los datos de la serie desde el año 2014 en adelante. Se conservan en determinados apartados datos anteriores, simplemente a nivel informativo dado que no son comparables.