Banco de datos: 5.Prestaciones sociales

5.03.Volumen de personas beneficiarias de prestaciones no contributivas de discapacidad, invalidez o enfermedad

Definición y fuentes

Este indicador recoge el número de beneficiarios de prestaciones no contributivas de discapacidad, invalidez o enfermedad. Éstas abarcan pensiones no contributivas de la Seguridad Social, pensiones asistenciales a enfermos del Fondo Nacional de Asistencia Social (FAS), derogadas a partir de la Ley 28/1992, de 29 de noviembre, y prestaciones sociales y económicas derivadas de la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), de las cuales, con la entrada en vigor de la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, quedaron derogados el subsidio de garantía de ingresos mínimos y subsidios por ayuda de tercera persona, aunque continúan manteniendo el derecho los beneficiarios que ya los tenían reconocidos.

La fuente utilizada es el Anuario de Estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que ofrece información sobre los indicadores más relevantes relacionados con el mercado laboral, condiciones de trabajo y relaciones laborales y prestaciones de la Seguridad Social. Los datos relativos a pensiones no contributivas y prestaciones de la LISMI son obtenidos por el IMSERSO mediante la explotación del fichero de gestión de estas prestaciones, y las cifras sobre pensiones asistenciales son obtenidas por la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, mediante la explotación del fichero de gestión de estas pensiones.

Personas beneficiarias de prestaciones no contributivas de discapacidad, invalidez o enfermedad. 2016

  Nº personas beneficiarias Distribución vertical (%) Cobertura**
Pensiones no contributivas de invalidez 199.762 90,4 6,53
Prestaciones asistenciales de enfermedad* 4.271 1,9 0,14
Prestaciones económicas para personas con discapacidad** 16.902 7,7 0,55
Total 220.935 100,0 7,22

* Sin datos para País Vasco. // **Sin datos de País Vasco y Navarra.  // ***Cobertura por cada 1.000 habitantes de 16 a 64 años. Padrón 2015.

Tasa de personas beneficiarias de prestaciones no contributivas de discapacidad por cada 1.000 habitantes de 16 a 64 años, por comunidades autónomas. 2016

Explicación sobre el mapa:

Este mapa de España muestra para el año 2016 la tasa de personas beneficiarias de prestaciones no contributivas de discapacidad por cada 1000 habitantes de 16 a 64 años, por comunidades autónomas. Estos son los datos de menor a mayor: Navarra, 2,39; Aragón, 3,85; Madrid, 3,93; La Rioja, 4,25; Illes Baleares, 4,31; País Vasco, 4,46, Cataluña, 5,60; Comunidad Valenciana, 6,46; Asturias, 7,35, Castilla y León, 7,41; Castilla-La Mancha, 8,78; Andalucía, 9,15; Extremadura, 9,30; Galicia, 9,35; Murcia, 10,53; Cantabria, 10,55; Canarias, 14,67; Ceuta, 21,44; Melilla, 33,01. La media de España es 7,22.

Evolución de la tasa de personas beneficiarias de prestaciones no contributivas de discapacidad por cada 1.000 habitantes de 16 a 64 años. 2002-2016

Explicación del gráfico:

Este gráfico de barras muestra la evolución entre 2002 y 2015 de la tasa de personas beneficiarias de prestaciones no contributivas de discapacidad por cada 1000 habitantes de 16 a 64 años. El eje vertical corresponde a la tasa de personas beneficiarias y el horizontal, a los años de referencia de los datos. Los valores que muestra el gráfico con los siguientes: año 2002, 11,76; año 2003, 11,01; año 2004, 10,45; año 2005, 9,79; año 2006, 9,28; año 2007, 8,85; año 2008, 8,30; año 2009, 7,95; año 2010, 7,71; año 2011, 7,49; año 2012, 7,32; y año 2013, 7,38; año 2014, 7,25, año 2015, 7,27 y año 2016, 7,22.

Principales resultados

  • En total, en 2016, el número de prestaciones no contributivas de invalidez ascendía a 220.935; de ellas, la mayor parte (90,4%) son pensiones no contributivas de invalidez. El resto corresponde a en un 7,7% a prestaciones económicas para personas con discapacidad (antigua LISMI) y un 1,9% a pensiones asistenciales de enfermedad. En total, estas prestaciones asisten al siete por mil de la población de 16 a 64 años de edad.
  • El análisis de los datos de evolución pone de manifiesto una progresiva reducción del número de prestaciones no contributivas, acompañada de una clara pérdida de cobertura a lo largo de los últimos diez años. Si bien parte de ese descenso se manifiesta entre 2000 y 2001, año en el que los beneficiarios de Pensiones de Invalidez de 65 y más años pasan a Jubilación, las pensiones no contributivas reguladas por la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, y luego por el Texto Refundido de la Ley de Seguridad Social, no han suplido la progresiva reducción de beneficiarios del subsidio de garantía de ingresos mínimos y el subsidio por ayuda de tercera persona (ambas prestaciones de la LISMI, que quedaron derogadas por la norma señalada), experimentando incluso una leve reducción progresiva de las pensiones no contributivas hasta situarse por debajo de las 200.000 desde el 2008. Esta reducción ha supuesto que la tasa de cobertura del total de las prestaciones pasara de ser en 2002 de 11,76 por cada 1.000 habitantes a sólo 7,22 para el año 2016.
  • Desde el punto de vista territorial, en términos absolutos destaca Andalucía que cuenta con 51.083 prestaciones no contributivas, casi la cuarta parte del total. Si analizamos estos datos sobre el total de población, podemos comprobar que la cobertura más reducida, en 2016, corresponde los territorios del noreste de la península Navarra y Aragón que junto con la Comunidad de Madrid, se encuentran por debajo del 4 por 1.000 habitantes, siendo además de Ceuta y Melillas, Cantabria, Canarias y Murcia las que registran tasas de cobertura más elevadas, o incluso por encima de 10 por 1.000 habitantes.