Banco de datos: 1.Integración laboral y tendencias del mercado de trabajo

1.06.Población con discapacidad parada demandante de empleo

Definición y fuentes

Este indicador analiza el paro registrado, entendido como las demandas registradas en los Servicios Públicos de Empleo que se encuentran en alta el último día laborable del mes de referencia, excluyendo las situaciones que detalla la O.M. de 11 de marzo de 1985 (BOE 14-03-1985).

La fuente utilizada es el Informe Anual del Mercado de Trabajo de las Personas con Discapacidad, del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que recoge los datos de 2016. Los datos del Servicio Público de Empleo Estatal están tomados a 31 de diciembre de 2016, o bien, a último día de cada mes objeto de estudio. 

Personas con discapacidad registradas como paradas y relación sobre el total de demandantes de empleo. 2016

  2016
Personas con discapacidad demandantes de empleo en paro 143.433
Total personas demandantes de empleo en paro 3.702.974
Personas con discapacidad en paro sobre el total de personas demandantes de empleo (%) 3,87
Personas con discapacidad en paro sobre población activa de personas con discapacidad (%)* 23,86

*Se calcula con los datos del empleo de las personas con discapacidad 2015 del INE

Personas con y sin discapacidad en paro demandantes de empleo. 2016

Explicación del gráfico:

Este gráfico de barras muestra la tasa de personas registradas como paradas demandantes de empleo sobre la población activa en función de la discapacidad, correspondiente al año 2016. Estos son los valores que contiene el gráfico: personas con discapacidad 23,86; personas sin discapacidad 16,06; y total de población 16,26.

Personas con discapacidad paradas demandantes de empleo, en función de diversas variables. 2016

    Nº personas Distribución vertical (%) % variación 2016/2015
Sexo Hombres 69.523 48,47 -1,16
Mujeres 73.910 51,53 -0,21
Edad Menor de 25 9.065 6,32 -4,35
25 a 44 60.327 42,06 -3,81
Mayor de 45 74.041 51,62 2,54

Tipo de discapacidad

No declarada 31.065 21,66 6,90
Físicas 61.461 42,85 -2,80
Psíquicas 32.897 22,94 -0,69
Sensoriales 16.928 11,80 -5,14
Del lenguaje 1.082 0,75 -4,59
Nivel formativo Sin estudios 10.642 7,42 1,03
Estudios primarios 7.799 5,44 0,50
ESO sin titulación 42.954 29,95 -1,47
ESO con titulación 46.186 32,20 -0,73
Bachillerato y equivalentes 9.723 6,78 -1,22
FP (medio y superior) 19.256 13,43 0,38
Estudios universitarios 6.750 4,71 -0,94
Otros 123 0,09 -16,33
Sector económico Sin empleo anterior 16.371 11,41 -0,54
Agricultura 4.389 3,06 -1,75
Industria 11.809 8,23 -4,72
Construcción 9.471 6,60 -6,71
Servicios 101.393 70,69 0,46
Antigüedad de la demanda Menor o igual a un mes 8.794 6,13 9,45
De 1 a 3 meses 18.325 12,78 13,19
De 4 a 6 meses 15.406 10,74 -2,10
De 7 a 12 meses 17.634 12,29 -7,81
De 13 a 24 meses 22.318 15,56 1,63
Más de 24 meses 60.956 42,50 -3,78
Total   143.433 100,00 -0,67

Proporción de personas con discapacidad paradas demandantes de empleo sobre el total de personas con discapacidad activas, por comunidades autónomas. 2016

Explicación sobre el mapa:

Este mapa de España muestra para el 2016 la proporción de personas con discapacidad paradas demandantes de empleo sobre el total de personas con discapacidad activas, por comunidades autónomas, efectuándose la presentación de datos en mapa de España. Galicia: 37,7; Asturias: 28,5; Cantabria: 27,2; País Vasco: 16,6; La Rioja: 22,4; Navarra: 18,9; Aragón: 17,1; Cataluña: 18,0; Castilla y León: 26,2; Madrid: 18,0; Castilla-La Mancha: 24,2; Comunidad Valenciana: 28,5; Illes Balears: 20,2; Extremadura: 31,1; Andalucía: 27,1; Murcia: 21,9; Ceuta y Melilla: 31,3; Canarias: 36,1; Media de España: 23,9.

Evolución del número de personas con discapacidad paradas demandantes de empleo. 2007-2016

Explicación del gráfico:

Gráfico de líneas con la evolución del número de parados con discapacidad. Los datos son los siguientes: Número de personas con discapacidad paradas demandantes de empleo: año 2007: 52.735; 2008: 65.892; año 2009: 80.922; año 2010: 93.245; año 2011: 110.159; año 2012: 131.514; año 2013: 138.441; año 2014: 143.102; año 2015: 144.399. año 2016: 143.433. 

Principales resultados

  • Este indicador mide el número de demandantes con discapacidad en situación de desempleo, o lo que es lo mismo, se corresponde con el dato de paro registrado, habitualmente utilizado al analizar el mercado de trabajo.
  • En 2016, el número de personas con discapacidad demandante en situación de desempleo era de 143.433 personas, lo que supone un descenso de apenas un 0,67% con respecto a 2015. Las personas con discapacidad en paro representan el 3,87% del total de parados en nuestro país, esto significa que en la última década la representatividad del colectivo entre los parados no ha dejado de crecer.
  • Más de la mitad de las personas con discapacidad en paro se encuentran por encima de los 45 años, esta situación no se da con tanta intensidad entre la población general, donde solo el 48% de los parados superan los 45 años.
  • El 42,8% tiene una discapacidad física y un 75% no supera los estudios primarios, evidenciándose una vez más la influencia de la formación en el acceso al empleo, hasta un 11,4% está buscando su primer empleo, siendo también este dato superior al de la población general (8,8%).
  • Un aspecto preocupante que hay que hacer notar es el peso específico de los parados de larga duración. Representan el 58,1% del total de desempleados con discapacidad, es más, aquellos que superan los 2 años en paro suman el 42,5%.
  • El 20,35% de las personas con discapacidad demandantes de empleo en situación de paro reside en Andalucía, el 13,37% en Cataluña y el 11,70% en la Comunidad Valenciana. En relación con la población activa de cada comunidad autónoma, la tasa de paro registrado sólo está por debajo del 20% en 5 comunidades País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña y Madrid, mientras que las tasas más altas están en Galicia, Canarias y Extremadura
  • La evolución del número de parados no ha dejado de crecer desde el año 2007 hasta precisamente este último ejercicio, aunque su reducción es de tan solo un 0,67%. El aumento del número de parado también tiene que ver  con el incremento de la tasa de actividad de las personas del colectivo, aunque obviamente no se está asimilando con éxito dicho incremento, a tenor de los datos señalados sobre el paro de larga duración.