Banco de datos: 1.Integración laboral y tendencias del mercado de trabajo

1.03.A. Tasa de actividad de la población con discapacidad

Definición y fuentes

Este indicador recoge la tasa de actividad de las personas con discapacidad. Esta tasa es el resultado de dividir la población económicamente activa (ocupados y parados) entre el total de la población activa (16 a 64 años) expresada en porcentaje. Se considera personas con discapacidad a personas con un grado de discapacidad superior o igual al 33%, pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado total, absoluta o gran invalidez y pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio, en virtud del Real Decreto Legislativo 1/2013.

La fuente utilizada es la serie  El empleo de las personas con discapacidad del Instituto Nacional de Estadística, que utiliza la información derivada de la integración de datos estadísticos de la Encuesta de Población Activa (EPA) con los administrativos registrados en la Base de Datos Estatal de Personas con Discapacidad (BEPD). Incorpora además datos sobre medidas de fomento de empleo procedentes de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), información sobre precepción de prestaciones procedente del Registro de Prestaciones Sociales Públicas del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y datos sobre dependencia del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

La comparativa internacional (europea) se ha realizado a partir de datos de Eurostat, de la European Union Labour Survey (EU-LFS) y, en concreto, del Módulo ad hoc del Empleo de las Personas con Discapaci-dad (ad hoc module –AHM- on Employment of Disabled People). Para esta fuente se consideran personas con discapacidad aquellas que señalan tener limitaciones en sus actividades básicas de la vida diaria.

Esta fuente estadística efectuó un cambio metodológico que afecta a los datos de la serie desde el año 2014 en adelante. Se conservan en determinados apartados datos anteriores, simplemente a nivel informativo dado que no son comparables.

Tasa de actividad de la población con discapacidad. 2016

  2016
Personas con discapacidad ocupadas o paradas 647.200
Población con discapacidad en edad activa 1.840.700
Tasa de actividad (%) 35,2

Tasa de actividad de la población en función de la discapacidad. 2016

Explicación sobre el gráfico:

Este gráfico de barras muestra para el año 2016 la tasa de actividad de la población con y sin discapacidad. Estos son los valores que contiene el gráfico: personas con discapacidad: 35,2; personas sin discapacidad: 78,0; total población: 75,4.

Tasa de actividad de la población con discapacidad, en función de diversas variables. 2016

    Tasa (%) Media =100 Ratio PCD/PSD
Sexo Hombres 35,2 100,0 0,42
Mujeres 35,2 100,0 0,49
Edad 16 a 24 28,1 80,0 0,76
25 a 44 50,3 142,9 0,56
45 a 64 30,2 86,0 0,39

Nivel de estudios

Sin estudios 7,1 20,1 0,13
Primaria 21,7 61,8 0,33
Secundaria 38,6 109,8 0,53
Superiores 53,9 153,3 0,60
Área poblacional Área densamente poblada 37,9 107,9 0,48
Área de densidad intermedia 37,9 96,5 0,43
Área dispersa 31,3 89,0 0,41
Tipo de discapacidad Física y otras 41,9 119,2 -
Intelectual 32,3 91,8 -
Mental 27,7 78,8 -
Visual 48,1 136,7 -
Auditiva 61,3 174,3 -
No consta 18,5 52,7 -
Grado de discapacidad 33% a 44% 57,9 164,6 -
45% a 64% 44,9 127,8 -
65% a 74% 19,9 56,6 -
75% y más 11,5 32,7 -
No consta 18,5 52,7 -
Pensiones contributivas Sin prestación 64,8 184,3 0,81
Personas con alguna pensión contributiva 20,1 57,1 0,37
Personas con pensión únicamente no contributiva 55,3 157,2 0,65
Pensiones de Invalidez Sin prestación 64,8 184,3 0,81
Personas con prestación derivada de inacapacidad 19,0 54,1 0,23
Personas con prestación no derivada de inacapacidad 28,6 81,4 0,55
Total   35,2 100 0,45

'No consta': está formado por los pensionistas que tienen reconocida una pensión de incapacidad permanente y que no están registrados en la Base Estatal de Personas con Discapacidad.


Posicionamiento Tasa de actividad según diversas variables

Tasa de actividad de la población con discapacidad, por comunidades autónomas. 2016

Explicación sobre el mapa:

Este mapa de España muestra para para el año 2015 la tasa de actividad de la población con discapacidad, dividido por comunidades autonómicas. Los datos porcentuales son los siguientes: Galicia: 27,8; Asturias: 32,0; Cantabria: 33,5; País Vasco: 38,9; La Rioja: 30,5; Navarra 31,7, Aragón: 38,2; Cataluña: 36,2; Castilla y León: 36,6;  Madrid: 43,6; Castilla-La Mancha: 43,3; Comunidad Valenciana: 34,1; Illes Balears: 40,7; Extremadura: 32,6; Andalucía: 30,5; Murcia: 36,6; Ceuta y Melilla, datos agrupados 51,1; Canarias: 30,8.

Tasa de actividad estimada de las personas con discapacidad por países de la Unión Europea. 2011

Explicación del gráfico:

Este gráfico de barras muestra la tasa de actividad estimada de las personas con discapacidad por países de la Unión Europea (UE-28) para 2011. En el eje vertical están dispuestos los países de la UE-28 y en el horizontal se muestra la tasa de actividad. Los valores que contiene el gráfico son los siguientes: Hungría, tasa: 29,40; Rumania, tasa: 34,60; Bulgaria, tasa: 35,80; Irlanda, tasa: 36,30; Polonia, tasa: 38,30; Malta, tasa: 38,50; Eslovaquia, tasa: 39,30; Croacia, tasa: 39,40; Grecia, tasa: 41,60; Turquía, tasa: 44,50; Bélgica, tasa: 45,30; República Checa, tasa: 45,80; Países Bajos, tasa: 46,80.

Evolución de la tasa de actividad en función de la discapacidad. 2008-2016

Explicación del gráfico:

Este gráfico de líneas muestra la evolución entre los años 2008 y 2016 de la tasa de actividad en función de la discapacidad. El eje vertical corresponde a la tasa de actividad y el eje horizontal al año de referencia de los datos.

Consecuencia del cambio de metodología hay dos series de datos comparables. Primera serie entre los años 2008 a 2013 sus  datos son los siguientes. Año 2008, personas sin discapacidad: 74,9; personas con discapacidad: 33,4; año 2009, personas sin discapacidad: 75,5; personas con discapacidad: 36,1; año 2010, personas sin discapacidad: 76,1; personas con discapacidad: 36,0; año 2011, personas sin discapacidad: 76,5; personas con discapacidad: 36,7; año 2012, personas sin discapacidad: 77,2; personas con discapacidad: 36,7; año 2013, personas sin discapacidad: 77,2; personas con discapacidad: 37,4.

Nueva metodología,  año 2014: Tasa de actividad personas sin discapacidad; 77,8. Tasa de actividad personas con discapacidad, 33,6. Año 2015: Tasa de actividad personas sin discapacidad; 78,1. Tasa de actividad personas con discapacidad, 33,9. Año 2016: Tasa de actividad personas sin discapacidad; 78,0. Tasa de actividad personas con discapacidad, 35,2.

Principales resultados

  • La tasa de actividad de las personas con discapacidad en España para el año 2016 fue del 35,2% casi 43 puntos menos que la registrada por las personas sin discapacidad. El efecto de la nueva metodología registrado desde los datos de 2014 supuso un notable descenso de la tasa de actividad, consecuencia de la contabilidad agregada de personas con incapacidad reconocida al total de personas con discapacidad, fundamentalmente por el hecho de que más del 80% de las personas con incapacidad con inactivas. Sin embargo, en los años posteriores sí parece evidenciarse un paulatino incremento en el ratio de activos entre las personas con discapacidad.
  • La tasa de actividad entre hombres y mujeres es la misma hecho diferencial respecto a las personas sin discapacidad donde los hombres presentan niveles más altos, además esto indica las mujeres han incrementado más su tasa dado que en el pasado ejercicio su nivel de actividad era aún inferior. Desde el punto de vista de la edad, las tasas más elevadas de actividad se registran entre las personas de mediana edad (de 25 a 44 años). Las diferencias entre la población con discapacidad y sin discapacidad se acentúan a media que se incrementa la edad. Los más jóvenes y los más mayores muestran la tasa más baja con 28,1 y 30,2 respectivamente.
  • Según el nivel educativo, a mayor nivel de estudios mejores tasas se registran, esto es un hecho evidente observando la tasa de las personas sin estudios, de apenas un 7,1%, y la de aquellas personas con discapacidad que alcanzaron estudios superiores que es del 53,9%. La brecha en relación con la población sin discapacidad se reduce significativamente a medida que mejora el nivel de estudios.
  • Desde el punto de vista del tipo de discapacidad, las personas con discapacidad de tipo sensorial parecen mostrar mayor actividad laboral, especialmente las personas con discapacidad auditiva (61,3%) seguidas de las discapacidades de carácter visual (48,1%) las más bajas las encontramos entre las personas con enfermedad mental (27,7%) y discapacidad intelectual (32,3%). La categoría No consta hace referencia fundamentalmente a personas con incapacidad, evidenciándose entre ellas una muy baja participación laboral (tasa del 18,5%).
  • Notable también es la influencia de las pensiones tanto contributivas como de invalidez, entre aquellas personas con alguna pensión contributiva la tasa de actividad se desploma hasta el 20,1%, ocurre lo mismo, con las personas con prestaciones derivadas de la incapacidad (19,0%).
  • Desde el punto de vista territorial, podemos comprobar que las tasas de actividad más elevadas al margen de Ceuta y Melilla, las encontramos en Madrid, y Castilla La Mancha. Por el contrario Galicia y Andalucía se encuentran muy por debajo de la media con un 27,8%, y un 30,5% respectivamente
  • Si comparamos a nivel internacional (europeo) con los datos recogidos por Eurostat para 2011, se observa que las tasas de actividad más elevadas entre las personas con discapacidad, así como las menores diferencias en relación con la población sin discapacidad, se producen en Islandia, Suiza, Suecia y Finlandia. España cuenta con una tasa de actividad de las personas con discapacidad algo superior a la media de la UE-28, así como por una brecha elevada entre la tasa de actividad de las personas con discapacidad y sin discapacidad.
  • Finalmente en relación a la evolución de la tasa de actividad, tal y como hemos apuntado, se evidencia una clara mejora incrementándose en más de 1,3  respecto a la medición anterior